DIARIO DE UNA CIUDADANA DECEPCIONADA. LOS WEONES.

Un profe que trabaja en un pueblo de la costa, gana 350 mil pesos por 25 horas de clases a la semana. Vende artesanía en la playa y canta por las noches en un pub. Así puede él también educar a su hija. ¿¿¿¿Le da vergüenza el lucro en la educación?????
¿¿¿¿¿¿Y EN LA POLITICA?????? NO, AHI NO MAS VALE… Ahí es sueldo? Eso no es sueldo, ESO ES LUCRO… Usted señor parlamentario LUCRA CON LA POLITICA, LUCRA CON SU PEGA. NO SE LA SAQUE DICIENDO QUE VOTA EN CONTRA PORQUE NO HA HECHO NADA POR QUE ESO CAMBIE… HAGA UNA LEY ESPECIAL, ESTA EN SUS MANOS… EL UNICO QUE ALGO HACE ES BORIC QUE POR LO MENOS PROTESTA, MOLESTA, Y PRESENTÓ UN PROYECTO DEL QUE LOS DEMAS SE RIERON Y LO TRATARON DE INFANTIL….acá estamos todos los infantiles esperando el proyecto señor HONORABLE, si algo les queda de honorable todavía….
No venga con que usted no tiene la facultad porque cuando algo les conviene la inventan…. No, no me venga a decir con su carita de molestia que usted no esta de acuerdo con el reajuste, si se lo lleva a su casa igual.
Y que pasa con las 500 lucas de reajuste de los que votaron que no??? se va a alguna Corporación Municipal como donación para subirle unas chauchas a los profes que ganan la mitad de su reajuste???? Que weones. ¿Weones los profes que no se dedicaron a otra cosa???? weones los políticos? No, weones nosotros que no hacemos nada, que retamos a los que no votan cuando a lo mejor son los que están en lo correcto, weones que votamos por los que se acercan a nuestra ideología aunque sean una mierda de persona…. weones nosotros que tenemos paciencia….. porque estas señoras y estos señores se suponen investidos de un poder que sólo nuestra paciencia ha hecho perdurar …. ‪#‎bajateelsueldocareraja‬

Advertisements

DIARIO DE UNA CIUDADANA HISTERICA: Los problemas de la clonación.

patch_adams_03Cuando yo hice la memoria en al Universidad, mi tema era tildado de extraño, era un tema de bioética, sobre el consentimiento informado en la experimentación científica en humanos. Encontré tan poco material que navegué meses en bibliotecas españolas y argentinas. Acá nadie sabia nada, sólo mi profesora. Cuando me llamaron a una entrevista de trabajo, en uno de los estudios mas rimbombantes de abogados de Valparaíso, con una delegación de entrevistadores, una mujer, conocida abogada del lugar, que sobresalía y que llevaba la batuta en la oficina me preguntó “y pa que sirve eso?”, y otro prestigioso abogado le respondió: “para que no hagan clonación”. Luego de esa conversación entre letrados me dije a mi misma: “misma, tu no tienes nada que hacer aquí.” Gracias a Ds me llamó otra profesora de la U y me ofreció pega en su estudio y para allá partí.

Ayer vi en Tolerancia Cero, a Miguel Kottow, Director de la Unidad de Bioética de la U de Chile, en una entrevista sobre la eutanasia. Hoy sí tomamos en cuenta estos temas, y entendemos que no se trata sólo de clonación. Claro, si da para mucho, aborto, eugenesia, experimentación, etc., ¿pero saben cual es su sustento primario? es la relación Médico-Paciente. Y que curioso, porque hoy que si se habla de bioética, que si hay cátedra universitaria obligatoria en medicina, la relación medico paciente se distorsionó, y dejó de ser la que era antes, con el médico de cabecera que no tenía cátedra de bioética, pero la traía incorporada en su formación familiar.

Recuerdo que una vez fui a visitar a un ginecólogo. No era elegido por mi sino que un conocido de mi mamá. Ella insistió en que era el mejor de la ciudad, todas sus amigas se atendían con él, les daba tratamiento para la menopausia que las tenia a todas contentas, sin bochornos ni estados depresivos. En conclusión, era fantástico. Yo tenía un poco mas de 20, sólo quería un ginecólogo nuevo, no que me trataran por menopausia, a la que llegaría por lo menos en 30 años más. Pero dada la insistencia, accedí. Llamé a la consulta, me contestó una secretaria con voz de nada, anotó la hora que le pedí y quedé agendada para un mes y medio más… Porque el doctor estaba lleno de pacientes.

Paso el tiempo y fui, con bastante esperanza de encontrar al ginecólogo definitivo. Si, un médico de cabecera, al que uno le pregunta todo, que te acoge en tus momentos de crisis. Claro, si el ginecólogo no es visitar cualquier médico. Hay que encontrar el preciso, el que te diga A, y entonces es A, porque uno le debe creer. Además uno le tiene que tener máxima confianza, porque uno pierde toda dignidad en la visita, debe estar pilucha, tapada con unas batitas amarradas, con kilos de más o de menos (lo último jamás me ha pasado), arriba de una camilla incómoda y en la posición menos decorosa en la que podrías desear que te observaran, y además debes confesar. El ginecólogo es una especie de sacerdote y psiquiatra, no le puedes mentir, la tienes que contar toda, no puedes ocultar que te compraste en la farmacia un par de pastillas para adelgazar, y como si fuera poco debes contestar el cuestionario sexual, y debes sentir que es un tipo empático, que entienda cuando le dices me duelen los ovarios; pero que “lo entienda”, lo que es difícil porque no tienen útero y no sufren SPM.

Pero volviendo a mi experiencia, recuerdo haber entrado a una sala que parecía un rectángulo, era blanca, con estatuas y pinturas, la secretaria con cara de nada, con un cuaderno repleto de nombres en el día. Nombre, es primera vez que viene, dirección, fecha de nacimiento, y pague, particular porque el doctor estrella no atendía por isapre. Sí, conté 30 personas, sólo en la tarde. O sea, promedio, 15 minutos por persona. Sólo eso necesitaba un médico que te vería por primera vez. Yo calculaba que mientras me empiluchara, me pusiera la batita y acomodara mi humanidad en ese sillón denigrante, debería estar respondiendo a las preguntas de rigor: cuantos años tienes, vida sexual activa o no, dolores, enfermedades, operaciones, descalcificaciones, medicamentos a tomar. Todo para que te hiciera un diagnostico, consistente en: “bien chiquilla estas muy bien”, receta de anticonceptivo (cualquiera, porque con el nivel de información da lo mismo) y buenas tardes, un gusto. Y todo eso pasando antes además por la nefasta pesa, por supuesto, porque si de cagarte el ánimo se trata, eso no puede faltar. Y así no más fue.

Comprenderán que fue la primera y ultima vez que lo visité. ¿Y por que me acordé? Por la experiencia del doctor Kottow, autor del libro El pa(DE)ciente, que se enfermó y calló en su propio sistema… el de la clínica privada y la Isapre. De sus conclusiones yo adopto varias, por no decir todas, y no solo pensando en la clínica, sino en las consultas médicas, que salvo honrosas excepciones, que tengo la suerte de visitar, “se han convertido en lugares de desamparo, y lo peor de desamparo caro.”, como dice Kottow. Cómo llegamos a esto? Al ginecólogo express? Al pediatra que es incapaz de ponerse en el lugar de la madre aprensiva y la mira con cara de “otra vieja cuática”, como si no fuera menor para una tener a cargo un niños chico, bajo su sola responsabilidad, y evitar el señalamiento popular a ser una mala madre….? ¿Cómo es que llegamos a esto? Fácil, nadie sabia nada de bioética. Agarraron una clínica, una Isapre y las clonaron. Ahora son demasiadas, y todas iguales.

NOTA LA MARGEN: NO me diga, “entonces invéntate un sistema mejor.” NO tengo otro sistema, porque no es mi pega tampoco. Y porque el problema no es el sistema de Isapre y de clínica, sino que a lo que voy es que si la relación medico paciente fuera humana y no monetaria, al menos habría una sensación de protección y respeto en el sistema. Porque sacar un bono no tienen nada de malo, el problema es que la clínica, el doctor y la isapre se coludan para obtener beneficios, como arriendos de box baratos si saca mas o menos radiografías. El tiempo que se tome el doctor en la consulta con el paciente, la comprensión ante el enfermo hace la diferencia y mejora los sistemas.

DIARIO DE UNA CIUDADANA CASI CUARENTONA: CAMBIO PRIMAVERAL DE FOLIO…

tortaEste mes es precioso! si porque nací yo, que soy preciosa. Precioso significa de gran valor, y yo lo tengo. Soy libra y en mi día empieza la primavera… Una vez una amiga me saludó en mi cumpleaños y me dijo que quien mas que yo podía haber nacido en primavera… lo encontré tan lindo! Claro, si su intención fue la que yo entendí por supuesto… espero que si.
Pero este mes es importante, porque es un año importante. Cumplo 40! Y eso no es menor, porque uno con los años se pone más feliz encuentro yo. Claro, porque deja de importarle cada vez menos si los otros la encuentran linda, flaca, exitosa, te creen o no, te pelan o no… Es un proceso largo, que empieza como a los 30, pero a los 40 es obligatorio. Es que nadie puede pasar a los 40 importándole el resto… es como impositivo mandar al carajo a los weones y vivir tu vida como se te ocurra, o no? Hacer lo que uno quiera, cada vez con menos culpa. Y hay que hacer una lista, la de las metas. Pero como yo vivo en una crisis existencial constante de no saber que quiero hacer y a la vez quiero hacer mil cosas (les dije, soy libra) tengo sólo un par de conclusiones que las voy a compartir, para que que tengamos una relación cibernética clara con los que nos contactamos por estos medios, y presencial para los demás.
Soy infiel sólo para leer.
Yo no pido explicaciones, tampoco las doy. Prefiero pedir perdón que pedir permiso.
No money, no dancing.
No tengo que probarle nada a usted, si le gusta bien y si no… también.
No digo lo que pienso, a menos que me interese el que lo escucha.
Soy feliz pero también lloro, tengo problemas y me bajoneo, pero no lo publico en Facebook.
Si a usted le da envidia mi vida, que bueno, quiere decir que yo tengo una vida y usted un problema que resolver. Yo también siento envidia a veces, y ese es mi problema, y yo lo tendré que limpiar.
Me gusta la amistad, lo paso bien con mis amigos y a mis hijas les enseño la importancia de la amistad. No tengo mejores amigas, todas mis amigas son las mejores, si no, no serían amigas.
Mi mamá no es mi amiga y yo no soy amiga de mis hijas. A mis amigas las quiero mucho, pero no me corto un brazo por ellas. Por mis hijas me corto los 2 y mi mamá por mi también.
Después de 20 años sigo enamorada de mi compañero de vida, con él lo paso bien, cada vez mejor, me hace reír y eso me pone feliz. Cada vez cedemos menos, porque cada vez tenemos mas encuentros.
Una de mis orquídeas lleva florecida casi un año. Tenemos buenas vibras en la casa. Gracias, gracias, gracias.
Hago ho oponopono, terápias energéticas, meditación por vocación; y hago pilates y yoga por obligación. Tomo mucho té a solas y mucho mate acompañada. El té es para reflexionar y el mate para conversar. Tomo mate desde siempre y no por moda. Me enseñó mi mamá y su tía, que lo santiguaba para que entrara el bien y saliera el mal…y comía queso blanco del mercado de Chillán.
Ya no veo farándula, porque se puso fome y por primera vez veo cuando puedo, veo un matinal. No me interesan las noticias porque para mi no lo son.
Me encanta que me inviten a tomar once, pero no voy si no me invitan. No me siento si no me invita a su matrimonio y tampoco me cuelo en las fiestas porque lo encuentro triste y poco digno.
Me pueden saludar para mi cumpleaños con un mensaje, una llamada, un regalo o un abrazo. Todo me pone feliz. Si me quiere regalar algo, hágalo sólo si puede, el día del otro nunca debe ser una complejidad porque deja de ser un lindo día. Si me quiere regalar algo caro, me gustan los libros. Si me quiere hacer un regalo barato me compra un trencito. Si no tiene ni uno, me dedica una canción…. pero por favor, Arjona no….

 

imagen: http://www.lastortasdekaren.com.ar

DIARIO DE UNA VIAJERA HISTERICA: ¿Uniforme? Es cosa de pura mística.

Por diversas razones mis hijas han ido al colegio estos días con ropa de calle. Y hoy viendo un matinal (SI, VEO MUCHO GUSTO CUANDO PUEDO PORQUE ME RE… DE LA RISA… y me gusta reírme, además me caen bien) todos hablaban del tema. La mayoría del panel estaba de acuerdo con el uso de uniforme. Yo soy de las personas a las que el uniforme escolar le complica, bueno todos, pero lo entiendo en algunos casos. Pero el escolar no, mas bien me carga. El uniforme tiene diversas explicaciones, la pertenencia a la institución, lucir con orgullo una insignia, el diferenciarse de los demás colegios, el orden en la presentación y que no existan diferencias económicas entre los alumnos, entre otras. Además entiendo que es más cómodo para los padres, ponerle algo siempre a los niños, sin pensar mucho. Pero pensemos.

¿No le parece incómodo para un niño andar con ese tipo de pantalón gris, camisa y corbata? Si, si hay colegios donde aún usan chaqueta, corbata! ¿Me pueden decir cuál es el objeto de una corbata en un niño de 10 años por ejemplo? Usted no encuentra incómodo estar en su escritorio sentado con ese tipo de ropa? Imagínese un niño que quiere salir a recreo a jugar. ¡¡¡Y la falda para las niñas!!! Hace un frío que te lo encargo y tiene que usar falda, que debe ser corta por lo demás si no ven merme. Entonces mejor les compro además el pantalón gris para niñas, y el buzo deportivo. ¡Saque la cuenta! El gasto no es menor. En el colegio uno debería andar cómodo, libre, si los niños están ahí la mayor parte del tiempo, se tiran al suelo, corren, juegan a la pelota, se dan vueltas en las barras. Si es por verse ordenado, el desordenado se ve desordenado con o sin uniforme.

Es más fácil para los papás, si, pero otra vez caemos en lo fácil y práctico para salir del cachito rápido. Si con ropa de “calle” como todos le decimos, no hay que esforzarse tanto tampoco, es cosa de dejar un par de cosas separadas para el año escolar y listo. ¿Diferencias económicas que se manifiestan en la ropa? ¿Usted no cree que esas diferencias se dan igual? ¿Y la parca, las zapatillas, la mochila, el reloj, el celular? Cuando uno vive en una determinada situación uno se acostumbra, y ya no se fija en eso. Y si los niños se fijan, la culpa es nuestra, por darle importancia. Si de algún lugar se aprende. Y si le molesta, bueno es lo que le tocó no más. Es lo que hay.

Si hablamos de identificación personal , cada uno tiene su mundo, su estilo, su área de desarrollo y eso se manifiesta en todo lo que tenemos, y obviamente en la ropa, el gusto por texturas, los colores y la tolerancia al clima. ESO no es menor, una persona adulta se viste de acuerdo a su mayor tolerancia o intolerancia al frio, o al calor… y ¿por qué los niños no? Si hablamos de identificación con el lugar, creo yo que la pertenencia debe darse en el espíritu y no con elementos externos. Entonces cada colegio debe hacer un esfuerzo por hacer sentir a sus alumnos pertenecer a algo, a una mística especial y común para ellos, una especie de secreto espiritual.

¿Pero sabe que es lo que a mi más me complica de un uniforme? Me complica que si los niños pasan hasta los 18 años en un lugar igual, sentados en el mismo lugar, compartiendo con mas o menos las mismas personas, bajo una misma estructura, que puede ser mas o menos flexible, pero estructura al fin y al cabo, y mas encima vestidos de la misma manera ¿cómo cresta quiere que el cabro aprenda que debe respetar las diferencias? No va a poder. Hay que hacer la prueba. Nada se pierde. Un año de adaptación y ahí estará el primer paso a la mística de la identificación.

DIARIO DE UNA CIUDADANA IMPRESIONADA: Como si acá no hubiese guerra.

karma

Cuando hablamos de Karma podemos decir que hablamos de una energía que te persigue, por siempre, generación tras generación… La tierra de Oriente es una tierra Karmática potente… ¿Se han fijado que las “guerras” siempre son en Oriente, o inclinado para allá? Iran, Irak, Afganistán, Las Koreas, Ucrania, Rusia, Israel, Palestina. ¿Se han fijado que el hambre siempre es en África? Siempre escuchamos lo mismo. Y respiramos profundo, uf, que alivio, nosotros nacimos en Occidente, acá en un mundo civilizado. Acá los destellos en el cielo son fuegos artificiales que coronan días de importancia, las sirenas suenan para avisar que ya es medio día. Acá hay paz.

Oriente y el mundo antiguo tienen un Karma distinto, por eso mismo, porque es antiguo, porque viene de mucho tiempo y porque las culturas antiguas se mataban distinto y por ende la venganza, las cuentas, los dolores se transmiten distinto. Los Romanos Antiguos por ejemplo, se permitían echar a un ladrón en un saco con monos hambrientos y tirar el saco al mar, como castigo. Gran festÍn de desesperación por hambre y ahogo se daban los monos. Hoy eso es impensable para nuestra cultura súper hiper re pro DDHH.

Acá en occidente, en América básicamente, somos jóvenes, no tenemos cuentas pendientes, no traemos Karma en esta tierra próspera y solidaria. Acá sólo criticamos a Israel porque que les cuesta entregar territorio a Palestina, lo que es gracioso si pensamos en que se nos eriza el pelo de sólo pensar en que vengan a quitarnos un pedazo de Mar para Bolivia, porque eso SI es soberanía. Lo otro no, ¡es tan lejos!

Nos asombramos de ver una ruma de niños ensangrentados tirados en las calles después de un bombardeo, condenados a muerte o secuestrados a la salida de sus escuelas, como si no tuviéramos un símil de niños arrumbados en escuelas mugrosas, con una alimentación paupérrima, condenados a la delincuencia, a la maternidad temprana y solitaria, al trabajo en cualquier cosa, a mirar pal barrio alto y llenarse del mismo resentimiento de los padres y la de los abuelos, o condenados a su propia muerte en un hospital reventado, que no da abasto para la atención. Una bomba en el metro no es nada, una quema de terreno en el sur no es nada, es un grupo de flojos que no trabajan y son morenos, no representan la idiosincrasia chilena, cada vez mas aria. Nosotros somos civilizados, pese a que por semanas tenemos a un grupo de trabajadores gritando en la calle que los amenzan con echarlos por no vender tal o cual producto, acá hay marchas no más. No resulta, no resulta nada de eso, las huelgas, las marchas, las protestas… no resultan porque para pelear por nuestros maravillosos DDHH debemos perjudicar a otro, el chofer que va a paro no permite al pasajero llegar a su destino… y su lucha no será válida porque perjudicó a otro y eso que es? Es Karma… Ven? No critique tanto para afuera, mire adentro, no se asombre por el perro del vecino del frente, cuando tiene gatos peleando en la casa. Acá estamos acostumbrados a criticar, a cuchichear y peor de todo desde la ignorancia y desde la comodidad. Siempre mirando al perro del frente. ¡Como si nosotros no tuviésemos nuestras propias guerras!

 

Diario de una ciudadana esperanzada: bravo Bravo.

No encuentra usted que se ganó mucho con esto? Si, se ganó un estado anímico importante, una fuerza enriquecedora. Se aprendió de los mismos jugadores que cuando uno tiene un sueño va y lucha por ello y listo. Falta que algunos se la crean, hay que romper las barreas derrotistas y ahí todo será posible, entender que somos iguales o mejores que otros, en muchos ámbitos, que la suerte nos acompaña a veces, pero el talento también. Algunos tienen más cuea que talento, y con eso les va bien. Y quien dice que eso es malo? Vaya a saber uno …. Así es la vida, así es el fútbol, no es justicia, es un partido que se gana metiendo más goles… Cómo?, da lo mismo…. El que mete más goles gana…. Así es el fútbol, ya lo sabíamos, no? No es nuevo! 

Tiene pena? Yo también. Le duele? A mi también! Y a quien no!!!!!???? El dolor es pa que duela. Pero no sufra! porque el dolor es necesario, pero el sufrimiento es opcional!!!!! Así que guarde la camiseta roja, porque VAMOS POR LA COPA AMÉRICA.

DIARIO DE UNA CIUDADANA HISTÉRICA PERO MUNDIALERA: LOS PERDIMOS

 

Si, los perdimos, empieza el mundial. Pero señora, no se desespere, los perdimos a ellos por un rato largo, pero nos tenemos la unas a las otras. Nadie se dará cuenta que tomaremos café como locas, que hablaremos hasta las tantas por teléfono y que estaremos “wasapeando” hasta tarde. No señora, no se angustie. Usted espere aquella frase mágica que reza así: “empezó el partido”, y agarre la tarjeta de crédito y se va a comprar todo, pero todo, nunca los zapatos serán mas bienvenidos en casa. Nadie le dirá nada. Asegúrese de traerle algo a los niños y algo rico para comer al monstruo que tendrá conectado a la pantalla y ya. Ahora si usted se hace la amable y mas encima le dice “gordo, porque no invitai a tus amigos a ver el partido acá?” capaz que hasta saque un viaje, señora, si UN VIAJE!!!!!! Y no cualquier viaje!!! Un viaje a MIAMI!!!!! De esos fantásticos, de sueño, o sea, na de Orlando, parque ni Mickey Mouse, nada de andar tomando sol y esas cosas que usted hace en familia, un viaje SOLA a Miami sólo a comprar!!!

Usted amiga linda que reclama porque es la única mujer de la casa y que su marido y sus hijos son un desorden ¡que importa! Si desde el 12 de junio usted estará de vacaciones!!!!! Si ellos andarán como hipnotizados. No se preocupe si Chile no avanza, si la cosa es ver a los demás equipos, sobre todo cuando en la final esté Uruguay y todos somos uruguayos, porque es latinoamericano, como ayer todos éramos colombianos en el Giro De Italia… Ve? NO todo esta perdido, sólo ellos lo están.