DIARIO DE UNA VIAJERA HISTERICA: ¿Uniforme? Es cosa de pura mística.

Por diversas razones mis hijas han ido al colegio estos días con ropa de calle. Y hoy viendo un matinal (SI, VEO MUCHO GUSTO CUANDO PUEDO PORQUE ME RE… DE LA RISA… y me gusta reírme, además me caen bien) todos hablaban del tema. La mayoría del panel estaba de acuerdo con el uso de uniforme. Yo soy de las personas a las que el uniforme escolar le complica, bueno todos, pero lo entiendo en algunos casos. Pero el escolar no, mas bien me carga. El uniforme tiene diversas explicaciones, la pertenencia a la institución, lucir con orgullo una insignia, el diferenciarse de los demás colegios, el orden en la presentación y que no existan diferencias económicas entre los alumnos, entre otras. Además entiendo que es más cómodo para los padres, ponerle algo siempre a los niños, sin pensar mucho. Pero pensemos.

¿No le parece incómodo para un niño andar con ese tipo de pantalón gris, camisa y corbata? Si, si hay colegios donde aún usan chaqueta, corbata! ¿Me pueden decir cuál es el objeto de una corbata en un niño de 10 años por ejemplo? Usted no encuentra incómodo estar en su escritorio sentado con ese tipo de ropa? Imagínese un niño que quiere salir a recreo a jugar. ¡¡¡Y la falda para las niñas!!! Hace un frío que te lo encargo y tiene que usar falda, que debe ser corta por lo demás si no ven merme. Entonces mejor les compro además el pantalón gris para niñas, y el buzo deportivo. ¡Saque la cuenta! El gasto no es menor. En el colegio uno debería andar cómodo, libre, si los niños están ahí la mayor parte del tiempo, se tiran al suelo, corren, juegan a la pelota, se dan vueltas en las barras. Si es por verse ordenado, el desordenado se ve desordenado con o sin uniforme.

Es más fácil para los papás, si, pero otra vez caemos en lo fácil y práctico para salir del cachito rápido. Si con ropa de “calle” como todos le decimos, no hay que esforzarse tanto tampoco, es cosa de dejar un par de cosas separadas para el año escolar y listo. ¿Diferencias económicas que se manifiestan en la ropa? ¿Usted no cree que esas diferencias se dan igual? ¿Y la parca, las zapatillas, la mochila, el reloj, el celular? Cuando uno vive en una determinada situación uno se acostumbra, y ya no se fija en eso. Y si los niños se fijan, la culpa es nuestra, por darle importancia. Si de algún lugar se aprende. Y si le molesta, bueno es lo que le tocó no más. Es lo que hay.

Si hablamos de identificación personal , cada uno tiene su mundo, su estilo, su área de desarrollo y eso se manifiesta en todo lo que tenemos, y obviamente en la ropa, el gusto por texturas, los colores y la tolerancia al clima. ESO no es menor, una persona adulta se viste de acuerdo a su mayor tolerancia o intolerancia al frio, o al calor… y ¿por qué los niños no? Si hablamos de identificación con el lugar, creo yo que la pertenencia debe darse en el espíritu y no con elementos externos. Entonces cada colegio debe hacer un esfuerzo por hacer sentir a sus alumnos pertenecer a algo, a una mística especial y común para ellos, una especie de secreto espiritual.

¿Pero sabe que es lo que a mi más me complica de un uniforme? Me complica que si los niños pasan hasta los 18 años en un lugar igual, sentados en el mismo lugar, compartiendo con mas o menos las mismas personas, bajo una misma estructura, que puede ser mas o menos flexible, pero estructura al fin y al cabo, y mas encima vestidos de la misma manera ¿cómo cresta quiere que el cabro aprenda que debe respetar las diferencias? No va a poder. Hay que hacer la prueba. Nada se pierde. Un año de adaptación y ahí estará el primer paso a la mística de la identificación.