Tarde Infantil

 

Hace unos atrás, cuando mi hija mayor tenía 5 años, un domingo en la tarde me dispuse a una tarde infantil. Compré galletas, bebidas, todo listo para disfrutar de Bambi, Cenicienta y Alicia en el País de las Maravillas.

 

La verdad es que me distraje un par de veces durante Bambi, aproveché de mandar unos emails y de prepararme un tecito, cuando comenzada ya la historia, a medio camino, mi hija me mira con cara de pena y angustia y me dice: “ya no quiero ver BAMBI, no me gusta.” Y se fue.

Las críticas de ahora son que los monos de hoy son violentos, que no son lo de antes. Pero ¿Cómo eran antes? Veamos.

Bambi era un venado de días que corre por la llanura para que no le disparen los hombres, pero alcanzan a su madre y la matan. Su padre, el venado REY le dice que deberá arreglárselas solito. Más tarde corre por un bosque incendiándose perdiendo todo cuanto tiene.

Cenicienta, la niña rica que vive en un castillo, de cuya madre nunca se supo y cuyo padre murió dejándola al cuidado de una madrastra malvada y dos hermanastras que la tratan como pésimo, la hacen trabajar de manera enfermiza, limpiando sola un enorme castillo. Si hablamos de su moraleja sería algo como trabaja, trabaja, trabaja, sufre, llora, que como a los veinti algo llega un “Principito”, rubio y de ojos azules por supuesto, que te persigue por tu ¿zapato? (así se le decía en ese entonces???).

Blancanieves. Niña cuya madre se muere al nacer, con un padre que se casa con una bruja envidiosa. (los hombres no pueden estar solos, ya van dos) Su padre muere y la bruja la persigue por bonita. Arranca del castillo para la ser la sirvienta de 7 enanos cochinos y flojos. Finalmente la intenta matar con una manzana envenenada. Moraleja: no siempre las prefieren rubias.

Rapunzel (la historia original) es una niña un tanto rafta, arrebatada de los brazos de sus padres por haber robado una manzana de huerto ajeno y que vive encerrada en una torre.

Pulgarcito (a): Niño de mini estatura que arranca no se de quién pero que le pasan muchas cosas malas en el camino, entre ellos UN PAJARO SE COME LAS MIGAS Y NO PUEDE REGRESAR. Mismo pájaro que se debe haber comido las migas de Hansel y Gretel, cuyos padres NO tienen plata para mantenerlos así que los abandonan en el bosque (siempre hay un bosque) Llegan engañados a una casa de dulce que es de una bruja que se los quiere comer, a la que finalmente, dos niños, menores de edad meten a UN HORNO Y LA QUEMAN VIVA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Y que decir de Caperucita… perseguida por un lobo que se come a la abuelita por porfiada… a los niños de hoy al menos no los castigan así por desobedientes….

ALGUIEN ME PUEDE DAR UN EJEMPLO MAS PENOSO QUE LA NIÑA QUE VENDE FÓSFOROS en navidad, en la calle muerta de frío mientras las familias comen rico y ella se muere…

La Bella Durmiente mención aparte, nuevamente niña rica, que vive en castillo y como a los papitos se les olvidó invitar a la bruja al bautizo entonces la tienen que esconder para que la pobre, que lo tiene todo, rubia, alta, flaca, canta, cocina, y teje, no muera. ¿Quién las esconde? tres campanitas de Peter Pan, un poco más gordas. Se duerme 100 años, OJO 100 años, junto a todo su castillo y familia, etc. ¿Quién la encuentra? El príncipe que tenia 5 años cuando la bautizaron y con quien se divirtió en el bosque a las 17, o SEA, 100 años después, ella tendría 117 y el príncipe, quien no se durmió porque la fue a recatar ¿sigue JOVEN???? Esto no es violencia señores, ES ESTUPIDEZ. Cualquier niño de hoy se habría dado cuenta.

 ENTONCES, me explican cuál es la angustia de Toys Story, de Madagascar, de Lilo & Stich, de Los Increíbles, de las chicas super poderosas, QUE HAY DE MALO EN PERSEGUIR A LOS MALOS? MIENTRAS NO SE TE MUERA LA MITAD DE LA FAMILIA, TE CUIDE UNA VIEJA DESGRACIADA, Y TE COMA UN LOBO?

(imagen de http://www.cuentosinfantilescortos.net)

EL SACRIFICIO

Imagen

Escuché en la radio un caso que me llamó mucho la atención, no por la originalidad, que no la tiene, sino por que una vez más me sorprende la habilidad de algunos para opacar a otros y los otros por ser incapaces de brillar.

Una mujer, que vivía en Maipú llamó a la radio angustiada. ¿Su problema? El marido trabajaba en el norte, presumo que en una mina ya que “bajaba” cada 2 semanas. El día que él llegaba, ella se arreglaba, se depilaba, iba a la peluquería, se vestía linda y lo esperaba. Así todo, hace al menos 6 meses que la ignoraba, llegaba tarde, veía a los niños y se acostaba, visitaba amigos, le daba casi el sueldo para ella, no la cuestionaba en sus gastos, pero ni la miraba. Pasaba una semana en la casa, ignorándola por completo. Él se iba y ella caía en una tremenda depresión, andaba malhumorada, enojada y aburrida porque no tenía amigas y no tenía donde ir. Hasta que nuevamente llegaba el día en que iba a la peluquería, se depilaba, se perfumaba y se vestía linda.

Mientras ella recibía amorosos consejos del locutor de la radio me dieron unas ganas enormes de llamarla y decirle “¿por qué cresta se tiene que arreglar sólo cuando llega el marido?” ¿Acaso no podía arreglarse más o diferente cuando él llegara, sin despreocuparse de los otros 20 días del mes? ¿Por qué no tenía donde ir? ¿En Santiago no hay cine, teatros, parques, malls, centros culturales, cursos, talleres, seminarios? 

Era dueña de casa porque así lo acordaron con el marido cuando nació su primer hijo. Ella se dedicaría a cuidar de la casa y los hijos, como tantas otras. Lo cierto es que a veces la vida no nos permite optar, o sea, es lo que nos tocó. Si no se pudo optar, a veces es más fácil caer en la amargura, en la desesperanza y es difícil animar a aquellos que deben hacer lo que hacen. Pero si optas por algo, has que tu opción sea lo que valga la pena, tu felicidad, sin “sacrificarte” por los demás, por los hijos o por el marido, porque creo personalmente que el camino del sacrificio esta errado. Las cosas hay que hacerlas por placer en la medida que se pueda, o al menos tratar de encontrarles algo de ello.

El problema de esta mujer es que se dedica a una casa que no es suya, al aseo de esa casa, al lavado de la ropa de los niños y del marido, a cocinar para ellos, a las tareas de sus hijos, a las reuniones de apoderados de los colegios donde asisten sus hijos, a esperar a los hijos que lleguen del colegio, a esperar al marido que llega cada dos semanas. El problema de ella es el mismo de otras tantas mujeres que se sientan a esperar al mundo en vez de tener SU propio mundo.

Juntémonos en Twitter

Imagen La tecnología ha pasado a formar parte de nuestras vidas desde ya hace años y cada vez invade más y más nuestros hogares, hasta el punto que nuestros hijos no pueden concebir la vida sin ella.

Desde el control remoto de la televisión al Iphone, objetos todos inalámbricos, pequeños y/o livianos, y ojala en 3D. Por mi parte, disfruto los nuevos juguetitos y para mí, Apple la lleva. ¿Podrían imaginar nuestros abuelos que no sólo leeríamos un libro en un teléfono sino que además lo compraríamos de la misma forma? ¿Que pagar una cuenta es tan fácil como prender el equipo, ver a nuestros hijos en sus salas de clases desde la oficina o desde la casa? Podemos acceder a toda información imaginable, tareas, diccionarios, traductores, compras, todo a un click. Hablamos gratis con quien queramos por Skype, chateamos, en cualquier pagina de Internet, te invitarán a “encontrarnos en Facebook”, o a “Juntarse en Twitter”, enviamos fotos, bajamos música, y todo, todo, todo desde el mismo lugar, nos basta una silla cómoda, un equipo bueno y rápido, los servicios en casa contratados y una buena taza de café o un vino blanco heladito para pasar noches y noches jugando con los aparatitos.

Así todo, con la comodidad y rapidez que todo esto conlleva, a mi me falta algo, es raro, mucha tecnología pero sigo prefiriendo que me miren a los ojos cuando me hablan y dejen de lado blackberrys y demases mientras conversamos, sigo prefiriendo mi reunión mensual y mis almuerzos diarios con mis amigas, donde nos abrazamos, gritamos, hablamos al mismo tiempo e igual nos entendemos, me gusta el olor a playa, caminar en la calle evitando pisar los paños de los vendedores ambulantes, agarrar un libro de lindas tapas y colores con mis propias manos y tocar sus hojas. Facebook me reencontró con aquellos de los que hace tiempo nada sabía, veo sus cambios, sus hijos y sus nietos, sus gustos y formas de pensar. La tecnología me comunica con mi familia que esta lejos, pero me falta tiempo para tomar del brazo a mi hermana que esta cerca y caminar hasta el Starbucks.

Así que al menos que Twitter sea un café donde sirvan un cortado bien caliente y cargado, con un rico trozo de torta, yo prefiero que nos juntemos en otro lado.

(Gracias a Fotografía de http://cuasante.com/modos-de-entender-twitter-i-la-maquina-de-cafe/)

DIARIO DE UNA CIDUADANA HISTERICA: El premio a la paciencia.  

la emocion

 

 

 

 

 

 

 

Dicen que el practicar una hábito forma un virtuoso. Ayer conocí varias virtuosas. Mi mayores respetos. No sólo esperaron un año para ir a verlos, además tenían que esperar horas, HORAS! para entrar al estadio y lo hacían con la mejor cara. Después horas en sus puestos, HORAS… y con lluvia. Sí, llovió ayer en Stgo. ¿Ud. cree que eso hizo que las fanáticas de ONE DIRECTION se fueran? Esta loco, estoicas en sus puestos, con capas para lluvia, gorro o paraguas, incluso nada, no se iban a mover. Algunas llegaron el día anterior a ponerse en la fila con sus papás, mamás, tías o hermanas mayores acompañándolas. Se reían, gritaban con cualquier cosa que apareciera en el escenario, comían, iban al baño y una larga fila de espera otra vez. ¿Se desesperaban? Nada, todas compuestas en las filas esperando el turno para entrar a unos baños inmundos, llenos de agua y mal olor. Y con la misma cara sonriente salían y volvían a sus puestos.

 

Me imagino que la rutina de todas fue parecida, al menos yo me levanté a las 9, fui a comprar para “el cocaví”, preparamos los pertrechos para la guerra, el agua, los panes y las galletas. Nos juntamos todo el grupo, 5 directioners y 4 OLDirectoners (como sabiamente nos bautizó la Angela). Nos fuimos a Santiago. Llegamos al Estadio. Una hora y algo caminando en la fila de gusano, como las del banco, pero eternas. Y la espera en los puestos. Sentadas con mantas y mochilas. A las 5 de la tarde, ya cansada me decía a mi misma: “misma espero que esto haya valido la pena…” Pensaba en la entrada… uno inevitablemente saca las cuentas: con todo el gasto uno podría haber comprado esto y lo otro, ido a tal parte o a otra. Y ahí estábamos, con el termo de café caliente, los sanguchitos y el infaltable mani confitado.

 

Se apagan las luces y paf! Música. Gritos. El telonero, un español al que ni el Santa Isabel lo conoce. Ama a Chile y las chilenas son las mas lindas del munos. Una vieja en estas lides ya sabe de ese blablá. Las chicas igual gritan, igual cantan. 40 minutos. ¿Y adivinen qué? Tenían que esperar 20 minutos todavía. Se sentaron, ya intranquilas, a esperar.

Y ya, otra vez se apaga la luz, otra vez música. Se desata la locura. Nadie esta en sus puestos, buscaron la mejor ubicación para verlos. Es un placer verlas, porque llegó el premio. Después del tanto esperar al fin los ven y los escuchan, algunas de cerca, otras de lejos, pero no importa, cantan y cantan y gritan. Ellas me emocionan.

Con la expresión de sus caritas, en el primer momento en que los ven aparecer en el escenario, yo me digo a misma: “misma, si valió la pena, total es un feriado de tantos otros, en buena compañía y aprendiendo de otras, que no me llegan ni a la mitad de lo que soy en edad, de la virtud de la que más carezco: La paciencia.”

 

DIARIO DE UNA VIAJERA UN POCO HISTERICA: ONE WAY OR ANOTHER.  

Imagen

 

Las niñas ya están acampando sin autorización, da lo mismo, ellas quieren ver a sus ídolos. Vienen de todas partes, de Arica a Magallanes, cual himno futbolero. Toda una revelación que lleva ya buen tiempo. Es que démosle crédito a 1D, son británicos, y si bien se “armaron” para el show, resultaron. Repito, son Británicos. Y si Selena Gómez repletó el Arena, cree usted que 5 cabros lindos que cantan bien no iban a repletar el estadio nacional??? Vender todas las entradas un año antes de su concierto no es menor.

 

¿Pero saben qué?, me llama la atención aquellos que critican a estas niñitas enamoradas que llorarán, cantarán y probablemente se hagan hasta pipí escuchando Midnight Memories. Si pues, QUE LANCE LA PRIMERA PIEDRA!!!! No se acuerda que usted probablemente gritaba por los Back Street Boys? No lloraban abrazadas al vinilo de The Beatles? Si yo conozco algunas que suspiraron con Cheito po, siiiii CHEITO!!!!! Póngase la mano en la honestidad y si usted tuviera 13 no tendría la pieza empapelada con las fotos de estos cabros???? No tendría el álbum y el DVD?  ¡SI LO TENDRÍA!  y habría agradecido en sus tiempos la tecnología de hoy. Se imagina lo que habría sido haber visto Thriller en 3D??? AH???

 

“Es que a mi no se me habría ocurrido ir a acampar afuera del estadio”; “ es que yo jamás habría gastado tanta plata en una entrada, es una locura”, etc. A ver???? Por qué no hace memoria señora????? Obvio que no habría ido, obvio que no habría pagado ese valor de la entrada… POR QUE NUESTROS IDOLOS NO VENIAN!!!!! Ese nivel de artistas, y me refiero a aquellos que están en el pick mundial, aunque no necesariamente por calidad, NO VENIAN PUES!!!! Si a Rod Stewart lo conocimos ya viejo!!!!! Esto se destapó en los 90 pues señora, que esperaba, ¿acampar afuera del estadio nacional para ver a Luis Dimas? Con todo respeto lo digo.

Para que estamos con cosas, si usted hubiese tenido la remota posibilidad de ver a The Beatles en el Nacional, usted amiga linda seguramente ¿no se habría instalado afuera del hotel para sacarles fotos y gritar como las locas? Cuando yo tenía 15 vino Peter Gabriel a Amnistía! Claro que lo quería ver, y vinieron los Back Street Boys!!! Pero no podíamos ir, porque vivíamos lejos de la capital. Me alegra que ahora una niñita junte plata, haga rifas y lo que sea y se compre las entrada más cara y el pasaje y se consiga alojamiento. Eso es superación ante las dificultades para conseguir su objetivo! Esa niña llegará lejos en la vida si a los 15 es capaz de trasladarse de Puerto Montt a Santiago con su propio esfuerzo e ingenio.

Y usted caballero no se me venga a hacer el tonto… se endeudan hasta las masas por un partido de futbol!!!! O se le olvida que se fue a meter a Francia??? Ah???? Gane o no gane, van igual, se pintan de rojo, se compran la polera, se compran un plasma y comen como condenados y se toman hasta la molestia… No es acaso mas digno andar con jeans, zapatillas con caña alta de lona, converse o del tipo converse, y polerón, polera, cintillo o lo que sea con la cara de los chiquillos? A no, si me van a decir que era mejor andar con falda amarilla y soquetes esperando al Pollo Fuentes! AH!!!!!! Ahí si que su mamá no se reía de usted seguramente. ¡¡¡¡¡Y con plumeros más encima!!!!!!! Atroooo.

Todos cambiamos de lugar, antes éramos las que suspirábamos, ahora acompañamos a las suspirosas. Caballero, dama, refresque la memoria, guarde las piedras, saque la pancarta, amárrese el cintillo flourecente, agarre a la cabra chica, la acompaña y “Enjoy the show, one way or another!”

 

Diario de una Ciudadana conmocionada: un accidente anunciado.

Imagen No he podido decir mucho, no hay palabras, tampoco hay tiempo. Esto genera un shock, uno quiere hacer tantas cosas y no sabe qué, no sabe dónde y no sabe si sirve lo que se puede hacer. Sorprende la televisión. No por las imágenes, que las tenemos, sobre todo las que las vemos desde nuestra propia ventana, sino por la actitud de aquellos “profesionales” que preguntan estupideces, que hacen llorar niños y que hacen analogías que no le llegan ni a los talones a Arjona, y con todo respecto lo digo, no me gusta Arjona, pero es bastante más creativo y respetuoso que los que podemos ver en los NOTICIEROS… porque para que hablar de otro tipo de programas. ¿Se puede obtener teleaudiencia con otra forma? Si se puede, pero no vende, porque en gran parte el morbo periodístico es culpa nuestra que estamos acostumbrados a mirar el sufrimiento para sufrir también. Que nos gusta la señora llorando con la foto de Camiroaga para recordar a quien fue alguna vez.

Pero no se necesita!!!! Créame, haga el ejercicio, apague la tele, no vea tanto y el dolor se siente igual. Ve? Nos basta sólo un informativo, lo demás es morbo. Nada mas terrible que un incendio, es impotencia pura, no se salva nada y esto incendió por dentro y por fuera. El pájaro fue, la gente fue, la basura fue, el gobierno fue, la muní fue, ¿que importa a estas alturas quién fue? Ahora todos saben las respuestas, ahora todos tienen la mejor teoría y la mejor explicación. Lo curioso es que siempre la han tenido y nunca han hecho nada. Los bomberos siguen sin recursos. No le pague sueldo, no, no les paguen si no quieren, lo hacen por amor, porque hay gente que lo siente y tiene capacidad de demostrarlo en grande, pero los recursos, desde el guante al avión, todo debe financiarse por el gobierno. Es obvio que necesitan gotas para los ojos, cremas para quemaduras, suero, agua, bebidas isotónicas que repongan minerales perdidos, entonces qué esperan si esta tan claro?

No critique a Moreira porque es Pinochetista, ni ultra derecha ni nada, porque esos argumentos son imbéciles a estas alturas. Él no tiene porque agarra una pala y salir a trabaje si no quiere, cada uno ayuda desde donde puede, y él pude desde su sueldo, una donación económica. Eso vale y es bienvenido. Porque sirve la pala pero también las lucas. Y si los demás no lo hacen, allá ellos, si lo hacen en la tele bien y si lo hacen callados mejor…

Ayude como pueda, si hace algo uno se siente tan bien. Y le pido que no vuelva a decir que “la juventud esta en crisis”, que los “jóvenes de hoy no son lo que eran antes”, “que no tienen moral”…. Porque si que las Universidades hayan suspendido actividades porque no iban a tener alumnos en clases porque estaban en los cerros, pala en mano removiendo escombros, entregando alimentos en los albergues, curando animales tirados no es MORAL… Yo no tengo entonces los mismos conceptos del bien y del mal que tienen los que juzgan a esa juventud.

No juzgue a la niña que le escribió la carta al turista de Valparaiso. No estará en lo correcto, pero ella habló desde el dolor. Quizás al escribir con el calor encima no se dio cuenta que la “otra” gente, esa que no es “necesitada” , también se ve afectada y que menos mal que no se quemó La Sebastiana, ni el Paseo Gervasoni…. habría sido un horror que se quemara el plan, el Cerro Concepción, el Cerro Alegre, el Cerro Cárcel, el Cerro Los Lecheros o Barón, que se yo… habría sido mucho mucho peor, habría fallecido quizás mas gente, más animales, ¿¿¿mas dolor??? Menos mal que no fue así. Si es por turismo, no le veo culpa a los turistas de este incendio. Las cosas que se dicen desde el dolor, desde la pena o desde la rabia, sólo provocan dolor, pena o rabia en el que la escucha. Por eso es bueno pensar, calmarse y luego hablar. Y lo mismo al escuchar. Y como lo digo siempre sin juzgar….

DIARIO DE UNA CIUDADANA AGREDIDA: DERECHO A DEFENSA

Leí y escuché varias veces en la semana una de las historias de discriminación homofóbica verbal mas agresivas de la que me acuerdo en el último tiempo. Porque no se trata de gritarle marica a alguien, sino de agredir desde las tripas, agredir con repudio. Me refiero a la historia de Simonetti, que iba en un ascensor cuando un hombre de unos 70 años de edad se sube al mismo ascensor y apuntando con su boca hacia atrás, donde se encontraba el escritor, le dice a su mujer en el oído “no se nos vaya a pegar el sida.” Simonetti lo increpó, y así comenzó a gestarse una agresión por parte del “caballero”, que terminó cuando se bajó del ascensor en el piso que le correspondía. Nadie dijo nada (me refiero a las demás personas que iban en el ascensor). Nadie dijo nada hasta que el caballero se bajó y entonces alguien dijo: no le haga caso… 

A usted le puede molestar un homosexual, como a tanta gente; a otros no nos importa, porque así como mi heterosexualidad no es de su incumbencia, la homosexualidad del otro tampoco es de la mía. Todos podemos pensar distinto, si, pero sea respetuoso, no juzgue ni califique. 

Mas allá de tratar el tema de la homofobia, del que se ya se comentó bastante y por cierto con justa razón, a mi el encuentro me pareció agresivo desde varios puntos de vista. Uno, el más relevante sin duda es que el señor Simonetti no tienen por qué sufrir agravios por su sexualidad, pero ¿y los demás? ¿Por que no dijeron nada? ¿No fueron acaso agredidos también? Esta bien no meterse en un asalto… ¿pero qué pasará en la cabeza de una persona ajena a la discusión pero inmersa igualmente? Probablemente yo si habría tenido palabras para el señor … o a lo mejor no se me habrían ocurrido en el momento, a lo mejor me habría quedado congelada como los demás. Pero me habría sentido muy agredida, eso si. Porque lo mas probable es que las personas que se encuentran en un ascensor de una clínica, vienen de visitar familiares o amigos enfermos, de mayor o menor gravedad, niños recién nacidos, o a lo mejor vienen de hacerse exámenes, de terminar turnos de trabajo, de recibir una buena o una mala noticia. Por ende, en un ascensor hay un sinnúmero de emociones flotando confundidas, emociones que vienen saliendo del corazón y están recién en ese proceso de búsqueda del lugar preciso del cerebro donde alojarse. 

Debe ser un momento complejo, porque no se sabe qué pasa en la vida de unas 8 personas silenciadas por su propia reflexión… entonces me pregunto yo, ¿QUE DERECHO TIENE ESE PERSONAJE PARA IMPORTUNAR ESE PROCESO INDIVIDUAL CON SU AGRESIVA IGNORANCIA? 

Entonces ¡sí me habrían agredido! a las personas del ascensor las agredieron también y creo que cuando a uno la agreden hay que defenderse.